Me gustaría abordar un tema que acostumbra a llenar de dudas a las madres lactantes: la lactancia durante el embarazo.

En este post, pretendo dar un poco de luz a las dudas y consultas más habituales, tratándolas por separado en los siguientes puntos:

¿Me puedo quedar embarazada dando el pecho?

La respuesta es sí, aunque durante los primeros 6 meses postparto tiene matices.

En esos primeros 6 meses postparto, si no se ha menstruado y se da pecho pecho cada dos horas o menos durante el día, y cada tres horas o menos durante la noche, los niveles de prolactina en sangre pueden ser lo bastante altos para inhibir la ovulación, llegando a ser la lactancia un método anticonceptivo natural con una probabilidad de embarazo de 1 entre 200.

Una vez vuelve la menstruación, se espacian las tomas, o no amamanta, deberías pensar en otros tipos de protección si no quieres quedarte embarazada.

Y recuerda, que para quedarte embarazada no es necesario haber menstruado previamente.

Síntomas de embarazo durante la lactancia

lactancia y embarazo

Uno de los primeros síntomas que provoca el embarazo en muchísimas mujeres es el aumento de la sensibilidad en los pechos, por lo que si un bebé mama en esas circunstancias puede producir escozor, picazón e incluso dolor.

Pasado el primer trimestre de embarazo, la sensibilidad se reduce, haciendo las tomas más llevaderas.

Por otro lado, durante el embarazo el nivel de estrógenos aumenta mucho, y al ser esta hormona antagonista de la prolactina, la producción de leche desciende a niveles muy bajos.

Al bajar la producción de leche durante el embarazo, el bebé amamantado come menos y puede estancarse su ganancia de peso.

En este caso, dependiendo de la edad de la criatura amamantada, estaría indicado darle leche de fórmula si es menor de un año, o aumentar los lácteos en su dieta si tiene más de 12 meses para que siga teniendo el aporte de leche necesaria para su desarrollo.

Si en la revisión del pediatra te dicen que tu bebé no está ganando peso, le notas irritable cuando mama, y además notas los pechos más sensibles aún teniendo la lactancia bien establecida, ve a la farmacia a por un test de embarazo porqué puedes encontrarte con un positivo.

¿Mi bebé se destetará durante el embarazo?

A priori no puede saberse…

Se habla de que aproximadamente el 60% de las criaturas se destetan durante el embarazo de su madre, pero hay varios factores que influyen en el destete, entre ellos los siguientes:

Si la madre siente dolor mientras da pecho a su bebé, puede forzar el destete, ya que se le puede hacer muy cuesta arriba seguir amamantándole.

La bajada de producción de leche materna puede hacer que el bebé se destete por sí solo.

Ofrecerle leche de fórmula en biberón puede causarle confusión tetina-pezón si aún es pequeño o simplemente puede perder el interés en el pecho porqué apenas consiga sacar leche.

Hay quién dice que el cambio de leche madura a calostro durante el tercer trimestre de embarazo también hace que alguno niños dejen el pecho por el cambio de sabor, pero no hay estudios concluyentes al respecto y se sigue sin saber exactamente cuándo aparece el calostro.

¿La lactancia puede afectar al desarrollo del embarazo?

La lactancia no afecta al desarrollo del embarazo y sólo pueden recomendarte destetar si existe algún riesgo de amenaza de parto prematuro.

Durante la toma de pecho se produce oxitocina, hormona a la que se llama la hormona del amor, y que es la misma que se produce al tener un orgasmo o que provoca las contracciones durante el parto.

Si no te aconsejan dejar de tener relaciones sexuales durante el embarazo, tampoco tienen porqué aconsejarte que dejes la lactancia.

Roser Aguilar

Siento dolor al amamantar durante el embarazo pero no quiero destetar, ¿qué hago?

Si tu hijo aún es pequeño para poder razonar con él, combina las tomas al pecho con otras cosas que puedan distraerle o la alimentación complementaria y suplementos para darte un respiro y no pensar constantemente en el dolor que puede causarte.

Si es lo suficientemente mayor para entender lo que le expliques (te diría sobre los 18 meses pero cada bebé es un mundo), puedes explicarle que te hace daño cuando mama, que sabes que no es su culpa pero para que no te duela mucho solo podrá mamar un poquito y que le avisarás para que pare y los pechos no se pongan peor.

También puedes pactar darle pecho sólo en casa, a ciertas horas o en según qué circunstancias (que cuando se dan un golpe el pecho es una cura milagrosa, por ejemplo).

Piensa que el pecho no es solo alimento para las criaturas, es un vínculo emocional muy grande y podéis llegar a compaginar que tu bebé mame en menor cantidad y que siga teniendo esa parte emocional con tu cariño, abrazos, besos y presencia.

Espero que esta entrada te haya resuelto todas tus dudas sobre la relación entre la lactancia y el embarazo, pero si crees que puedo ayudarte de cualquier otra manera, no dudes en escribirme.

Deja un comentario